System Messages

Neoadjuvant Chemotherapy for Newly Diagnosed, Advanced Ovarian Cancer: Society of Gynecologic Oncology and American Society of Clinical Oncology Clinical Practice Guideline

Journal of Clinical Oncology
 
 

Neoadjuvant Chemotherapy for Newly Diagnosed, Advanced Ovarian Cancer: Society of Gynecologic Oncology and American Society of Clinical Oncology Clinical Practice Guideline

Wright AA, Bohlke K, Armstrong DK, Bookman MA, Cliby WA, Coleman RL y cols. J ClinOncol Agosto 2016. DOI 10.1200/JCO.2016.68.6907

El presente trabajo proporciona orientaciones a los médicos con respecto al uso de la quimioterapia neoadyuvante y la citorreducción de intervalo en mujeres con cáncer epitelial de ovario en estadio IIIc o IV. Para lograr este objetivo la Sociedad de Oncología Ginecológica y la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica convocaron a un panel de expertos y realizaron una revisión sistemática de la literatura.

Cuatro ensayos clínicos en fase III conforman la base principal de los datos para las recomendaciones. Los estudios publicados sugieren que los resultados de la quimioterapia neoadyuvante y la citorreducción de intervalo en las mujeres seleccionadas con cáncer epitelial de ovario en estadio IIIC o IV no son inferiores a los de la citorreducción primaria y la quimioterapia adyuvante con relación a una supervivencia total y libre de progresión y se asocian a una reducción de la morbilidad y la mortalidad en el período peroperatorio.

Por ello recomiendan que antes de iniciar la terapia, un ginecólogo oncólogo debe evaluar a todas aquellas mujeres con indicios de padecer un cáncer epitelial de ovario en estadio IIIC o IV. La primera evaluación clínica debe incluir una tomografía computarizada (TC) de abdomen y pelvis y una imagen de tórax (preferiblemente una TC). Las mujeres con un alto perfil de riesgo peroperatorio o escasa probabilidad de obtener una citorreducción menor de 1 cm de tumor residual (lo ideal sería sin enfermedad visible) deben recibir una quimioterapia neoadyuvante. Las mujeres que están aptas para una cirugía citorreductora primaria, y con un tumor que se pueda resecar, pueden recibir tanto una quimioterapia neoadyuvante como una cirugía citorreductora primaria. Sin embargo, se prefiere la cirugía citorreductora primaria si hay alta probabilidad de obtener una citorreducción menor de 1 cm (lo ideal sería sin enfermedad visible) con una morbilidad aceptable. Antes de aplicar la quimioterapia neoadyuvante, todas las pacientes deben tener la confirmación de cáncer de ovario, de trompas de Falopio o de peritoneo.

 
Palabras clave: oncología, cáncer de ovario, ginecología, tratamiento

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes spam.
Image CAPTCHA
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.