Al Día, Noticias de Salud

Coronavirus: Las personas con sangre tipo A son más vulnerables al COVID-19

System Messages

La comunidad científica de todo el planeta trabaja a pleno rendimiento para encontrar una solución y comprender mejor qué es el coronavirus COVID-19 que ya afecta a cientos de países y que ha terminado con la vida de miles de personas. Uno de los últimos descubrimientos proviene de China, epicentro del brote, donde un estudio ha revelado que las personas con sangre tipo A son más vulnerables a la infección y tienden a presentar síntomas más graves. 1518194883_sangre-1336Por el contrario, los pacientes con sangre de tipo 0 “tenían un riesgo significativamente menor de contraer enfermedades infecciosas”, apunta esta investigación del Centro de Medicina Basada en la Evidencia y el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan, cuna de la pandemia, si bien es cierto que este estudio se encuentra aún en fase de pre-impresión (de modo que aún no está aceptado para publicarse en una revista científica).

Para realizar este análisis se han tomado patrones de grupos sanguíneos de más de 2 000 pacientes infectados en Wuhan y Shenzhen y los compararon con ciudadanos saludables de las mismas localidades. A partir de ahí, se extrajo la hipótesis de que los aquellos ciudadanos con sangre de tipo A, se infectaron más y con peores síntomas.

Los propios investigadores han insistido en que la investigación aún se encuentra en fase preliminar y que necesitaban trabajar más para obtener unos resultados más sólidos y concluyentes. No obstante, han instado a las autoridades sanitarias a que consideren el tipo de sangre de cada persona a la hora de tomar medidas para evitar el contagio.

Aconsejan tratamientos "más agresivos" a pacientes con tipo A

"Las personas del grupo sanguíneo A, podrían necesitar una protección especialmente intensa para reducir la posibilidad de infección", según el citado estudio liderado por el investigador Wang Xinghuan, que también insiste un tratamiento “más agresivo” para los pacientes afectados de este grupo. Así, los científicos apuntan que este hallazgo “podría ayudar a definir las opciones de manejo y evaluar los niveles de exposición al riesgo de las personas”.

De 206 pacientes que habían muerto por COVID-19 en Wuhan, 85 tenían sangre tipo A, es decir, el 63 por ciento. Además, en esta región, que tiene una población de aproximadamente 11 millones de personas, el 32 por ciento es de tipo 0, mientras que del grupo A son el 34 por ciento entre personas sanas. Entre los pacientes de COVID-19, era de aproximadamente 38 y 25 por ciento, respectivamente.

marzo 24/2020 (Redacción médica)