Al Día, Noticias de Salud

De forma general, la epilepsia no contraindica la lactancia materna

System Messages

En la práctica clínica es habitual encontrar a una mujer que padece epilepsia en tratamiento con fármacos antiepilépticos (FAE). A estas pacientes se le debe asesorar sobre la compatibilidad de esos FAE con la lactancia materna. Un estudio publicado recientemente aborda este asesoramiento correcto tras una revisión de las características farmacocinéticas de los diferentes fármacos antiepilépticos. Lactancia-materna_2La Organización Mundial de la Salud recomienda que la lactancia materna debe ser la norma en todas las mujeres, incluso en las madres epilépticas que toman FAE, a las cuales debe prestarse siempre especial atención para vigilar la aparición de efectos adversos en el lactante, eludiendo siempre el destete brusco para evitar el síndrome de abstinencia. Para los autores, son muy pocos los FAE incompatibles con la lactancia materna, pero la decisión de amamantar debe tener en cuenta no solo el FAE, sino su número, la dosis, los niveles séricos, los porcentajes de transmisión y eliminación en el lactante, y las condiciones del neonato.

La etosuximida y el felbamato presentan un riesgo probablemente alto y son incompatibles con la lactancia materna. La lamotrigina, el fenobarbital, la pregabalina, la primidona, la tiagabina, la eslicarbacepina, el brivaracetam, el perampanel, la zonisamida, la lacosamida o el uso puntual y en bajas dosis de benzodiacepinas se consideran bastante seguros, con riesgo bajo para la lactancia. El resto de FAE presenta muy bajo riesgo para la lactancia materna.

Para minimizar riesgos, además de elegir un fármaco antiepiléptico con un perfil más favorable, sería recomendable evitar las formas retardadas y tomar el fármaco justo después de amamantar o inmediatamente antes del periodo más largo de sueño del lactante.

junio 27/2020 (Neurología.com)