System Messages

Profesor Julio César Castellanos Laviña

  • FUENTE: SC de Historia de la Medicina
  • 6 Septiembre 2020
Profesor Julio César Castellanos Laviña

Profesor Julio César Castellanos Laviña (1962 - 2020)

Con profundo dolor recibimos la triste noticia del fallecimiento en Angola, el pasado 10 de agosto, del Profesor Julio César Castellanos Laviña, quien fuera Decano de nuestra Facultad de Ciencias Médicas “General Calixto García Íñiguez”, donde quienes pudimos compartir con él, ¡No lo olvidaremos!

Nació en Regla, La Habana, el 25 de noviembre de 1962, de procedencia social obrera. Cursó los estudios de Educación Primaria y Secundaria Básica en su pueblo natal, donde fue miembro activo de la UPC y la FEEM, respectivamente, e ingresó a la UJC a los 14 años de edad.  Realizó el preuniversitario en el IPUEC “República de Venezuela” de Güines, Provincia de La Habana.

Comenzó la carrera de medicina en 1980, en el ICBP “Victoria de Girón” y de 3ro a 6to años en la Facultad de Ciencias Médicas “Dr. Miguel Enríquez” del ISCM-H. Fue presidente de la FEU y en 6to año fue miembro de los Consejos Provincial y Nacional de esa organización, así como del Comité Municipal de la UJC en Diez de Octubre, de 1984 a 1986. Fue seleccionado Vanguardia Nacional de la FEU en 5to y 6to años, Miembro de la Avanzada Estudiantil “Mario Muñoz Monroy”, Delegado al I Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Médicas e invitado al III Congreso de la FEU.

Se graduó de doctor en medicina en 1986, con Título de Oro, y fue seleccionado el Graduado más Integral de ese curso. Integró el Primer Contingente que inició el Plan del Médico de la Familia en las montañas de Guantánamo, donde laboró por dos años e integró las filas del PCC con solo 25 años de edad.

Realizó la Residencia en Medicina Integral General (1988-1991) en el Policlínico Docente “Wilfredo Santana” del Municipio Habana del Este, perteneciente a la Facultad de Ciencias Médicas “General Calixto García Íñiguez”, donde se graduó como Especialista de Primer Grado en MGI, con calificación de 100 puntos. 

Posteriormente, fue Vice-Director de Asistencia Médica del Policlínico “Wilfredo Santana” (1992- 1994). En ese período desempeñó también responsabilidades en el PCC y en el Sindicato del Centro y del Municipio. Trabajó como Asesor Metodológico para la Especialidad de MGI en la Vicerrectoría de Postgrado e Investigaciones y Profesor Principal de dicha especialidad en el ISCM-H entre1994 y 1998, período en que desempeñó igualmente responsabilidades en el PCC.

En diciembre de 1998 fue designado Decano de la FCM “Dr Miguel Enríquez”, responsabilidad en la que se mantuvo hasta el año 2003. En este período fue miembro del Comité Municipal del PCC en el municipio Diez de Octubre.

Fue seleccionado Vanguardia Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Salud en 12 ocasiones. Entre 1995 y el año 2000 fue miembro del Comité Municipal de los CDR en Habana del Este y Coordinador de su zona en el Reparto “Antonio Guiteras”. Fue seleccionado Vanguardia Provincial de los CDR en 1998 y Delegado al V Congreso de la Organización en 1999.

En 1999 alcanzó el Segundo Grado en su Especialidad (MGI) y en el 2000 promovió a la Categoría Docente Principal de Profesor Auxiliar y en el año 2002 se graduó como Máster en Educación Médica. Fue miembro del Grupo Nacional y de la Comisión Asesora del Rector (CARE) del ISCM-H en su especialidad y Miembro del Tribunal para el Segundo Grado de especialización en MGI.

Fue Miembro Fundador, Titular y de la Junta de Gobierno Nacional de la Sociedad Cubana de Medicina Familiar (SOCUMEFA) desde su creación en 1994.

En marzo del año 2003 fue promovido a Decano de la FCM “Gral. Calixto García Íñiguez”. Durante ese período, entre tantas actividades desarrolladas por la Facultad, resaltan: el haber sido seleccionada como sede de la IV Jornada de Profesores Consultantes, primera Facultad de Ciencias Médicas en acreditar de Excelente la carrera de medicina y re-acreditarla, así como primera en acreditar de certificada la carrera de enfermería.

En agosto del 2011 fue nombrado como Asesor de la Dirección de Evaluación de Procesos Académicos de la Vicerrectoría Primera de la UCMH, para que ejerciera las funciones y atribuciones del cargo. En septiembre de ese mismo año se decide su traslado al Centro de Convenciones Pedagógicas de Cojímar para que, desde su condición de Asesor, asumiera la función de Coordinador Académico y atendiera la actividad auto-financiada de la preparatoria, pre-médica y de pregrado que se desarrollara en dicho centro. Después de aprobada la nueva plantilla del Centro de Convenciones y Servicios Académicos fue nombrado Sub-director Académico, responsabilidad que desempeñó satisfactoriamente. Asumió además funciones como Jefe del Dpto. Docente de Pre-médico hasta finales del curso 2012-2013, debido al incremento progresivo de la matrícula. Cumplió además las funciones que corresponden a un profesor universitario de su categoría docente y científica.

En el año 2015 se le otorgó la Medalla José Tey, en reconocimiento a sus méritos alcanzados.

En el año 2016 fue seleccionado para cumplir misión en el exterior como Coordinador Académico de la UCMH en Benguela, Angola, tarea que cumplió cabalmente hasta este año 2020, en que lamentamos profundamente su desaparición física.

Poseía características personales que generaron admiración, respeto y cariño en quienes le conocieron y tuvieron el privilegio de contar con su compañerismo y amistad: los jóvenes que compartieron con él estudios de secundaria, pre-universitario y universidad; los que cursaron junto a él estudios de post-grado; los compañeros de la FEU, los CDR y los militantes de la UJC y el PCC; sus subordinados en las distintas instituciones donde desempeñó labores de directivo.

Julio César era un joven inteligente, siempre con deseos de superación, que compartía sus saberes con todos. Como todo ser humano, tenía virtudes y defectos y tuvo aciertos y desaciertos en su práctica; pero las virtudes fueron mucho más y lograron opacar sus defectos. Vehemente y apasionado, con coraje defendía sus criterios y, no obstante, sabía escuchar a los demás; educado, siempre respetuoso con todos, especialmente con los profesores de mayor edad; jovial, alegre, afectuoso; honesto, honrado, responsable, que nunca perdió su gran sensibilidad ante el dolor ajeno. 

¡Sentimos profundamente su temprana partida; pero su ejemplo será siempre un estímulo para ser cada día mejores!

Nuestras sentidas condolencias a sus familiares, a Gladys, su fiel y entrañable compañera y a sus hijos, quienes deben ser celosos guardianes de la hermosa herencia que les ha dejado su padre.

Por: Profesora Consultante María del Carmen Amaro Cano
FCM “General Calixto García Íñiguez”